AÑO NUEVO NADA NUEVO Leo J. Mart.

<Nada nuevo hay bajo el sol> ya lo ha dicho la Escritura. El año nuevo no es tan nuevo; todo sigue igual, lo mismo del año pasado.

El año nuevo, el tiempo, no cambia nada; el que cambia eres tú, de resto el mundo seguirá igual y aún peor mientras no esté con Dios, que es el único capaz de hacer las cosas nuevas.

Que la tierra comienza a girar nuevamente por la órbita solar: lo mismo que el año pasado y los otros años anteriores.

Que el año comienza con el mes de enero: lo mismo que el año pasado.

Que el sol calienta más: lo mismo que el año del pasado.

Que la luna refleja los rayos del sol: lo mismo que el año pasado.

¿Qué hay guerras?: lo mismo que el año pasado.

¿Qué hay hambre? e inundaciones, terremotos y tragedias: lo mismo que el año pasado, lo mismo que todos los pasados años desde que el hombre fue arrojado del paraíso terrenal.

Ante este cuadro pesimista (realista), te preguntas: ¿dónde está la esperanza? La esperanza no está cifrada en el año nuevo que comienza sino en <el hombre nuevo> que Dios espera hacer de ti.

No esperes que el mundo cambie, hasta ahora no ha cambiado: el mundo sigue igual.

Cambia tú y verás un mundo nuevo. <Para cambiar al mundo basta con cambiar al hombre> Pero no esperes cambios en los otros que no van a cambiar; el cambio tiene que venir de ti.

No esperes un año nuevo para cambiar, porque no sabes si el año nuevo vendrá para ti. Cambia ya. Lo único que tienes es el instante del día de hoy para cambiar y así verás un año nuevo, un mundo nuevo, un hombre maravillosamente nuevo que eres tú.

León Martinez
Civitas Orationis
leojmart@gmail.com
www.ciudadoracion.com

Comparte con otros

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Print

Leave a Reply

Close Menu