ENTREVISTA A JESÚS DE NAZARET por Leo J. Mart.

ADVERTENCIA SOBRE FALSOS PASTORES

– Quiero, hijo, advertirte acerca de los falsos pastores, para que estés muy prevenido (Cf. Mt 23, 1-36)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, habla que yo escucho.

– Muchos falsos pastores y falsos maestros te hablan de Dios y te explican las Escrituras (Cf. Mt 23, 2)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ahora mucha gente se lanza a hablar de Dios y a interpretar el Evangelio según su propia visión.

– ¡Cada cual por su ignorancia tiene su propia visión!

– Jesús, Hijo de Dios vivo, hay quienes predican muy lindo, pero no son ejemplo de virtudes (Cf. Mt 23, 3)

– ¡Cumple lo que te digan; pero no imites su ejemplo! “Ellos hablan muy bonito, pero no hacen nada” (Cf. Mt 23, 3)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, hay algunos pastores que exigen grandes ayunos y grandes penitencias (Cf. Mt 23, 4)

– Atan cargas muy pesadas a las personas que dirigen; pero ellos no son capaces de llevar ninguna carga (Cf. Mt 23, 4)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿por qué actúan así?

– ¡Hacen todo para que los vean los demás! (Cf. Mt 23, 5)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿qué cosas hacen para ser vistos por los demás?

– Quieren llamar la atención de todas formas: por su modo de vestir, hablar y caminar; buscan los primeros puestos en los lugares públicos, andan siempre en compañía de mucha gente (Cf. Mt 23, 5-7)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿qué más hacen?

– Se ocupan de limpiar por fuera la fachada de la casa, pero por dentro hay desorden, desaseo e inmundicia (Cf. Mt 23, 25)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿qué significa esto, de una forma más concreta?

– Por fuera aparecen con aspecto hermoso, con mirada dulce y voz muy tierna, se muestran muy honestos y muy justos; pero por dentro están llenos de hipocresía, de envidia y de toda maldad (Cf. Mt 23, 27-28)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿cómo quieres Tú que nosotros nos comportemos?

– ¡Sencillez y humildad! Pasar desapercibidos, no llamar la atención. Pasar ocultos ante los demás por su condición de entrega a Dios (Cf. Mt 23, 8) Pero quien hable con Mis hijos y los vea actuar se dan cuenta que son almas entregadas a Dios.

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿cómo debemos actuar los que ya vamos siendo mayores en el seguimiento tuyo?

– ¡El mayor entre vosotros que sea vuestro servidor! (Cf. Mt 23, 11)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, quiero que profundices un poco más sobre esto.

– Que los demás vean que tú eres mayor, porque sirves con amor a tus hermanos recién llegados, los acoges con ternura, les enseñas con paciencia, los corriges con delicadeza; les toleras y soportas sus impertinencias y sus inmadureces. Los animas a seguir a Dios con alegría.

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿se debe notar nuestra mayoría de edad en nuestro rostro?

– ¡Que se note en tu rostro la alegría y el gozo de seguir a Dios! Ese es el argumento más convincente para tus hermanos menores y para los recién llegados.

– Jesús, Hijo de Dios vivo, y me parece que es importante el buen humor.

– Hay que enseñarle a la gente la alegría de seguir a Dios.

– Jesús, Hijo de Dios vivo: ¡Dios es fiesta y alegría!

– En todos los lugares donde Yo llegaba la gente reflejaba en su rostro la alegría.

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿no debemos buscar ser ensalzados?

– ¡El que se ensalce será humillado y el que se humille será ensalzado (Cf. Mt 23, 12).

León Martinez
Civitas Orationis
leojmart@gmail.com
www.ciudadoracion.com

Comparte con otros

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Print

Leave a Reply

Close Menu