ENTREVISTA A JESÚS DE NAZARET por Leo J. Mart.

¡AY DE LOS PASTORES HIPÓCRITAS!

– ¡Ay de los que no son auténticos pastores y maestros, sino que son hipócritas! (Cf. Mt 23, 13)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿por qué dices esto con ira santa?

– ¡Por que cierran el Reino de los Cielos a los hombres! Porque ni entran ellos con sus falsas virtudes, ni llevan a otros a entrar por predicar errores (Cf. Mt 23, 14)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿son proselitistas los hipócritas pastores?

– Son tan obstinados en sus errores, que recorren todos los lugares y todos los países para lograr gente que les siga; ¡se meten en todas partes! (Cf. Mt 23, 15)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿y qué hacen los hipócritas con la gente que los sigue?

– La hacen hija, no de Dios, sino del mismo Satanás, como son ellos (Cf. Mt 23, 15)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿pero ellos no se dan cuenta del mal tan grande que hacen?

– ¡Son guías ciegos que tratan de conducir a otros ciegos! (Cf. Mt 23, 16)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿no hay quien les haga recapacitar del mal que hacen?

– ¡Son necios y ciegos! (Cf. Mt 23, 17)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, pero he observado que estos falsos pastores cuidan mucho ciertas cosas…

– ¡Cuidan lo pequeño y descuidan las cosas grandes! (Cf. Mt 23, 23)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿cómo así?

– Son rígidos en cuidar lo pequeño; pero descuidan lo más importante de la Ley (Cf. Mt 23, 23) ¡Claro que lo pequeño es importante, pero sin descuidar lo grande! (Cf. Mt 23, 23)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿qué es lo más importante de la Ley?

– Lo más importante de la Ley es la justicia… (Cf. Mt 23, 23)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, perdona que te interrumpa, veo que pones la virtud de la justicia como la más importante de toda la Ley (Cf. Mt 23, 23)

– El que ni siquiera paga lo que debe, ¿cómo va a dar por caridad? ¡El que no cumple lo mandado, ¿cómo va a amar?

– Jesús, Hijo de Dios vivo, perdona que te interrumpí cuando hablabas sobre las virtudes más importantes de la Ley.

– Las virtudes más importantes de la Ley son: La justicia, la misericordia y la fidelidad (Cf. Mt 23, 23)

– Jesús, Hijo de Dios, vivo, me las voy a memorizar: Justicia-Misericordia-Fidelidad.

– Esas son las virtudes más importantes de la Ley de Dios que debes memorizar y vivir.

– Jesús, Hijo de Dios vivo, te pido que me resumas estas tres virtudes.

– Justicia es pagar lo que debes y cumplir todo lo mandado.

Misericordia es apiadarte del pecador y de todo mal ajeno.

Fidelidad es mantenerte firme hasta la muerte en la llamada del Señor.

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿a que asemejas los que cuidan lo pequeño y descuidan lo grande?

– ¡Es como colar el mosquito y tragarse un camello! (Cf. Mt 23, 24)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, Juan el Bautista dijo de los falsos pastores que eran raza de víboras porque no tenían temor de la ira de Dios (Cf. Mt 3, 7)

– Y Yo ahora lo repito: los falsos pastores ¡son lobos voraces! (Cf. Mt 7, 15) ¡Son serpientes, raza de víboras! (Cf. Mt 23, 32) ¿Cómo podrán escapar los falsos pastores, del fuego eterno del infierno? (Cf. Mt 23, 33)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿qué es un falso pastor?

– El que se lanza a enseñar lo que no sabe y deforma la doctrina Mía, de Jesús. Se gozan en decir que la misericordia de Mi Padre Dios no le permite castigar; pero ellos sarán los primeros en ir al fuego eterno del infierno.

El falso pastor no obedece lo mandado sino que se inventa nuevas reglas y niega las doctrinas establecidas. El falso pastor no busca almas para seguir a Dios sino para seguirlo a él.

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿qué hace un buen pastor?

– El buen pastor repite con valor la verdad Mía sin adornarla ni cambiarla. El buen pastor habla sin miedo y con verdad.

– Jesús, Hijo de Dios vivo, un pastor que hable claramente la doctrina tuya se gana muchos enemigos.

– Conocerás que un pastor está con Dios porque tiene muchos enemigos.

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿y cómo conozco que un pastor no está con Dios?

– ¡Porque busca simpatías y atraer gente hacia él y no hacia Dios!

Un buen pastor necesariamente tiene que ser piedra de choque, porque Yo no vine a traer paz sino guerra.

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿qué clase de guerra?

– Yo vine a declararle la guerra a muerte la mentira, a la hipocresía y el error.

-Jesús, Hijo de Dios vivo, los falsos pastores suelen hablar con dulce voz.

– Endulzan los oídos, pero no curan el alma; le dicen a la gente lo que ella quiere oír; pero le esconden la verdad.

León Martinez
Civitas Orationis
leojmart@gmail.com
www.ciudadoracion.com

Comparte con otros

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Print

Leave a Reply

Close Menu