Escuchar la Voz de Dios

Medita la Palabra de Dios basada en las Escrituras, y de un suceso aparentemente insignificante Dios te hará ver grandes conclusiones y grandes enseñanzas para enriquecer tu vida.

Estas frases, estas Instrucciones son la parte que estaba oculta de la otra cara del sol que aún no vemos. No hay ningún suceso en la Escritura que no tenga una enseñanza y un sentido, un mensaje de Dios para los hombres de la tierra.

Escuchar la Voz de Dios no es nada raro. Estas frases han sido sacadas de las conclusiones de las meditaciones de la Escritura.

Estas frases son la azúcar refinada de la caña dulce de las Sagradas Escrituras.

Medítalas y Dios te hablará por medio de ellas. Haz lo que Él te diga y alegrarás tu vida ahora y siempre.
Leo J. Mart

EL DON DE ESCUCHAR A DIOS

Un Don que el Señor le regaló a nuestro Director, durante los primeros años de su entrega a Dios, y que es la esencia de Civitas, es el Don de escuchar a Dios en el corazón, este es el Don de profecía. El profeta Amós dice: “Cualquiera que escuche a Dios puede ser profeta.”

“Entre todos los Dones aspirad al Don de profecía.” (I Cor 14,1; 14,39).San Pablo

Civitas es una escuela de profetas que nos dedicamos a quitar todos los obstáculos que nos impiden escuchar con nitidez la Voz de Dios; cuando tengamos nuestro corazón dispuesto, el Señor nos regalará este Don.

Escuelas de profetas hubo en la antigüedad, a Isaías se le llama: “hijo de Amós” –hijo, discípulo de Amós-.

Esa Voz de Dios le ha anunciado a nuestro Director muchas cosas que luego se han cumplido tal como las ha escuchado, y esa Voz de Dios le sigue hablando cada vez con mayor nitidez, al no tener otros elementos ocupacionales que son distractores, porque la Voz de Dios exige total concentración.

Nuestro director después de salirse del Opus Dei, volvió a escuchar la misma Voz, la Voz de Dios en el fondo de su corazón, que le decía: “¡cásate!.” Respondió él: no conozco ninguna mujer, preséntamela tú. La voz que escuchó, dice él, que fue la voz de la Santísima Virgen, que le dijo que se dirigiera a un determinado lugar donde se celebraría una convocatoria de oración, que allí conocería a una mujer llamada María, y que esa era la mujer que Dios había escogido para él; le dio la Santísima Virgen muchas señales concretas para reconocer la que había de ser su esposa.

Dios quería que el Director se casara, para con su esposa dedicarse totalmente a la vida de oración y a la dirección de las almas; con su esposa podría cumplir el deseo del Señor de dirigir también mujeres.

El 29 de diciembre de 1997, Día en el cual la Iglesia celebraba la Fiesta de la Sagrada Familia de Nazaret, escuchó claramente que Dios le pedía fundar La Ciudad de la Oración, “Mi Ciudad será conocida en el mundo entero como: CivitasOrationis”, este nombre lo escogió el Señor.

Escuchó que los Patronos de Civitas serían Jesús María y José, y de ahí salió la Jaculatoria: Jesús María y José, mantened mi casa en pie.

Escuchó que la Comandante de la Ciudad era la Madre de Dios, de ahí la jaculatoria: Mater Civitatis, Regina civitatis, que significa Madre de la ciudad, Reina de la ciudad, y se responde en latín: ora pro nobis, que significa ora por nosotros.

Ese día, el día que Dios trajo al mundo la Ciudad de la Oración, su Civitas, su Ciudad amada, escuchó en su corazón la Voz de la Santísima Virgen que le dijo:

“Has oído que de Medellín saldrá la luz para todas las naciones de la tierra, la luz es esta: Medellín enseñará a escuchar la Voz de Dios a todos los hombres de la tierra: esa es la misión que Dios te pone”.

Por eso lo sacó Dios del Opus Dei, para enseñar a otros a escuchar la Voz de Dios. Esta es la misión principal de Civitas: escuchar la Voz de Dios en el corazón y enseñar a otros a escucharle; pero escuchamos para estar completamente disponibles para ejecutar lo que Dios nos pide a cada instante.

En eso consiste vivir el Reino de Dios sobre la tierra: en escuchar la Voz de Dios y dejarnos dirigir de Él para hacer su Santa Voluntad.

Así fue al principio en el paraíso terrenal, y la tierra volverá a ser paraíso cuando cada uno escuche la Voz de Dios y haga la Santa Voluntad de nuestro Padre Celestial.

Desde ese momento nuestro fundador dejó sus negocios de bienes raíces, que los venía haciendo desde el Opus Dei, y se entregó por completo a escuchar la Voz de Dios por medio de la Escritura, y a escribir lo que esa Voz le decía: de ahí salieron las Instrucciones para escuchar la Voz de Dios.

“Las Instrucciones son azúcar refinada extraída de la caña dulce de las Sagradas Escrituras.” “Las Instrucciones expresan con Palabras de hoy las ideas de siempre, las de la Escritura.”

 

Libros de Leo J. Mart


Escuela del Espíritu Santo (Spanish Edition) (Kindle Edition)


Lista de precios: Price Not Listed
Kindle Edition: Check Amazon for Pricing Digital Only

Virtudes para Vencer (Spanish Edition) (Kindle Edition)


Lista de precios: Price Not Listed
Kindle Edition: Check Amazon for Pricing Digital Only

Escuchar la Voz de Dios (Spanish Edition) (Kindle Edition)


Lista de precios: Price Not Listed
Kindle Edition: Check Amazon for Pricing Digital Only

Evangelio Narrado por Jesús (Spanish Edition) (Kindle Edition)


Lista de precios: Price Not Listed
Kindle Edition: Check Amazon for Pricing Digital Only

Aventuras del rey David (Spanish Edition) (Kindle Edition)


Lista de precios: Price Not Listed
Kindle Edition: Check Amazon for Pricing Digital Only

El Sacrificio de Abraham (Spanish Edition) (Kindle Edition)


Lista de precios: Price Not Listed
Kindle Edition: Check Amazon for Pricing Digital Only