JESÚS HABLA DE PABLO Leo J. Mart.

JUSTICIA Y GENEROSIDAD

– Jesús, Hijo de Dios vivo, Pablo les decía a sus discípulos que ellos eran su obra en el Señor (Cfr. 1Co 9, 1)

– Yo también quiero que tú hagas discípulos, y ellos serán tu obra en el Señor tu Dios.

– Pablo les decía a sus discípulos que ellos eran el sello de su apostolado en el Señor (Cfr. 1Co 9, 2)

– Todo aquel que es apóstol Mío, hace discípulos, y los discípulos son el verdadero sello de un apóstol Mío, de tu Señor Jesús.

– Jesús, Hijo de Dios vivo, Pablo se defendió de los que los criticaban (Cfr. 1Co 9, 3)

– Tú también tienes derecho a defenderte de los que te atacan y critican.

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿los que trabajan de tiempo completo para Ti, tienen algún derecho?

– Los que trabajan para Mí, tiene derecho a comer y beber (Cfr. 1Co 9, 4) y tienen el derecho a no buscar otros trabajos (Cfr. 1Co 9,6)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, trabajar para ti es como prestar un servicio militar…

– Hijo, ¿y quién hace el servicio militar a sus expensas? (Cfr. 1Co 9,7)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, trabajar para ti es sembrar en una viña.

– ¿Quién planta una viña y no come de sus frutos? (Cfr. 1Co 9,7)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, trabajar para ti es apacentar tu rebaño.

– ¿Quién apacienta un rebaño y no come de sus frutos? (Cfr. 1 Co 9, 7)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, hasta los bueyes que trabajan tienen derecho a recibir el alimento de parte de su dueño.

– Ya lo dijo Mi Padre Dios en la Escritura: No podrás bozal al buey que trilla y esto lo dijo por los hombres que trabajan para Él (Cfr. 1Co 9, 9-10)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, claro que los que trabajamos para ti lo hacemos sin esperar recompensa alguna.

– Hijo, trabaja sin esperar recompensa; pero es natural que el que ara debe arar con esperanza, y el que trilla lo haga con esperanza de recibir el fruto (Cfr. 1Co 9, 10)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿Qué puede esperar recoger quien siembra bienes espirituales?

– Si siembras en otros bienes espirituales, lo ordinario es que recojas de los beneficiados por tu trabajo, los bienes materiales que necesitas para vivir dignamente (Cfr. 1Co 9, 11)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, algunos de los discípulos tienen muchas deudas económicas.

– Si los discípulos tienen muchas deudas con otros, ¡cuánto más con el maestro! (Cfr. 1Co 9,12)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿cuál es la orden tuya a los que anuncian tu Evangelio?

– ¡Que vivan del Evangelio! (1Co 9,14)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, yo acepté el encargo tuyo de anunciar tu Evangelio, sin esperar por ello nada…

– ¡Ay de ti si no evangelizaras! (Cfr. 1Co 9, 16).

León Martinez
Civitas Orationis
leojmart@gmail.com
www.ciudadoracion.com

Comparte con otros

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Print

Leave a Reply

Close Menu