JESÚS HABLA DE PABLO Leo J. Mart.

EL HOMOSEXUALISMO

– Jesús Hijo de Dios vivo, ¿a qué lleva el abandono de las cosas de Dios?

– Mi Padre Dios los entrega a las pasiones deshonrosas (Cfr. Rm 1, 26)

– Jesús Hijo de Dios vivo, ¿cuáles son las pasiones deshonrosas?

– ¡La homosexualidad! (Cfr. Rm 1, 26-27)

– Jesús Hijo de Dios vivo, te pido que me expliques esto.

– Es deshonra para una mujer que cambie el uso natural del varón, por el que es contrario a la naturaleza (buscar otra mujer) (Cfr. Rm 1, 26)

Jesús Hijo de Dios vivo, ¿y en el caso de los hombres?

– Es deshorna para un hombre que deje el uso natural de una mujer y se abrase en deseos con un hombre (Cfr. Rm 1, 27)

– Jesús Hijo de Dios vivo, ¿a qué se debe la homosexualidad?

– Es el pago merecido por sus extravíos (Rm 1, 27)

CASTIGO A LOS QUE NO CONOCEN A DIOS

– Jesús Hijo de Dios vivo, ¿qué castigo tienen los que no poseen un verdadero conocimiento de Dios?

– Dios los entrega a sentir cosas perversas que los llevan a realizar acciones indignas (Cfr. Rm 1, 28)

– Jesús Hijo de Dios vivo, ¿a cuáles acciones indignas te refieres?

– Se llenan de toda iniquidad, de toda malicia, avaricia, maldad; se llenan de envidia; llegan incluso al homicidio, a las riñas, acuden al engaño, a la malignidad. Son personas que se vuelven chismosas, calumniadoras, enemigos de Dios, insolentes, soberbios, fanfarrones, inventores de maldades, rebeldes con sus padres, insensatos, desleales, desamorados, despiadados (Cfr. Rm 1, 29-30)

– Jesús Hijo de Dios vivo, ¿Cuál es el castigo que merecen todos estos que no conocen a Dios?

– ¡No solamente los que no conocen a Dios!

– Jesús Hijo de Dios vivo, explícame esto.

– Los castigos son también para los que conociendo a Dios no viven sus Mandamientos.

– Jesús Hijo de Dios vivo, ¿Qué castigos les espera a los que obran la maldad?

– ¡Quienes hacen estas cosas merecen la muerte! (Cf. Rm 1, 32)

– Jesús Hijo de Dios vivo, ¿a qué muerte te refieres?

– A la muerte que concede Mi Padre Dios: muerte trágica y prematura aquí; muerte eterna allá.

– Jesús Hijo de Dios vivo, el malvado apoya al malvado.

– ¡Eso es lo peor! No solamente hacen el mal sino que defienden a quienes hacen cosas malas (Cfr. Rm 1, 32)

– Jesús Hijo de Dios vivo, quien hace el mal ataca al que hace el bien.

– El pecado ataca la gracia.

León Martinez
Civitas Orationis
leojmart@gmail.com
www.ciudadoracion.com

Comparte con otros

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Print

Leave a Reply

Close Menu