JESÚS HABLA DE PABLO Leo J. Mart.

A LAS OVEJAS

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿qué les dices Tú a los que están bajo una dirección?

– Vuelvo y repito: Toda autoridad viene de Dios, fuente de toda autoridad.

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿cómo debemos obedecer a las legítimas autoridades de la tierra?

– Los súbditos deben obedecer a las legítimas autoridades de la tierra, como si se le obedeciera a Cristo (Cfr. Ef 6, 5)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿cómo se le obedece a Cristo?

– A Cristo, y a las autoridades de la tierra, se les debe obedecer con temor y respeto, con sencillez de corazón.

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿qué significa obedecer con sencillez de corazón?

– Obedeced, no para que os vean, no tratando de complacer a los hombres, sino a Dios con todo amor, obedeciendo de buena gana, como quien sirve a Dios y no a los hombres (Cfr. Ef 6, 6-7)

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿qué pasa al que obedece por complacer al hombre que manda y no a Dios?

– ¡Ese ya tiene su paga aquí en la tierra! Maldito el que obedece por agradar al hombre y no a Mi Padre Dios. Se contenta con una sonrisa cuando podría ganarse el Cielo eterno.

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿qué recompensa tiene el que obedece por darle gusto a Dios?

– Será recompensado por el Señor, Mi Padre Dios, según el bien que haya hecho.

– Jesús, Hijo de Dios vivo, aprendo de la obediencia, que quien más obedece más tendrá la recompensa.

– El Cielo, hijo, solamente se gana con obediencia.

– Jesús, Hijo de Dios vivo, dame un último argumento de ¿por qué hay que obedecerle a los hombres?

– Hijo, Mi Padre Dios se vale de los hombres para atraer a los hombres hacia sí.

– Jesús, Hijo de Dios vivo, ¿cómo sé que lo que me mandan viene de parte de tu Padre Dios?

– Hijo, todo lo bueno que te manden viene de parte de quien es el Único Bueno: Dios.

– Jesús, Hijo de Dios vivo, a veces no veo como bueno para mí lo que me mandan, ¿qué hacer?

– ¡Haz todo lo que te manden, desde que no sea pecado!, porque es lo mejor para tu alma.

– Jesús, Hijo de Dios vivo, a veces veo muy difícil para mí, que soy rebelde, las cosas que me mandan.

– Hijo, el camino difícil suele ser siempre el más corto, síguelo, escálalo con esfuerzo y prontitud. ¡Por lo difícil llegarás a la excelencia!

León Martinez 
Civitas Orationis
La ciudad para aprender a escuchar la voz de Dios 
www.ciudadoracion.com 
#civitasorationis #ciudadoracion #Dios #Amor #instrucciones#Escucharlavozdedios #leojmart #virtudes #confianzaendios#oracion #iglesiacatolica #jesus #cristo

Comparte con otros

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print

Leave a Reply

Close Menu