Devociones en Ciudad Oración

Devociones Propias de Ciudad Oración

RENOVACIÓN DE LA VIDA DE ORACIÓN

MENSAJE DE JESÚS A LEOMAR, LA VÍSPERA DE CORPUS CHRISTI, MAYO 6-1999

Quiero revivir con una vida nueva, la vida de oración contemplativa y penitente.

Quiero almas contemplativas que vivan en todo momento una entrega total a la Santa Voluntad de Dios, por medio de la oración; que escuchen a Dios en lo profundo de sus corazones, siguiendo las Santas Instrucciones: “Instrucciones para escuchar la Voz de Dios”, que Yo vengo transmitiendo a Leomar.

Quiero almas penitentes que hagan de la obediencia a Dios su máximo sacrificio y por tanto se dediquen a escucharlo, para conocer a cada instante su Santa Voluntad. El fin, es santidad de vida, para que sea posible el Reino de Dios sobre la tierra.

Quiero construir una Ciudad en el corazón de los hijos que aman a mi Santa Madre, para darles Mi tierra prometida llena de gozo y paz; Mi Ciudad de la Oración.

Quiero que los hijos de Mi Ciudad, conviertan su propia casa en templo de oración, donde se escucha a Dios.

Dentro del estado civil al cual llamo a cada uno, lo que Me importa verdaderamente es la capacidad de dedicar tiempo heroico para escuchar a Dios.

Quiero que los hijos de Mi Ciudad, permanezcan en sus casas para que Dios pueda dirigir a cada uno en forma personal y no colectiva; porque Dios habla mejor cuando encuentra el alma sola, y Dios quiere que sus hijos lo escuchen con gusto en su propia casa u oficina y según el horario de cada uno.

Quiero Yo dirigir el alma de mis hijos, con la asesoría de Leomar. A cada uno le diré en la oración, lo que debe hacer en concreto al copiar y meditar Mis Santas Instrucciones. Mis hijos acudirán a Mis santos sacerdotes, para buscar Mis Santos Sacramentos.

Mis hijos de la Ciudad, deben buscar la orientación con el pastor que Yo he puesto para que cuide Mis ciudadanos escogidos, a quien le he dado el carisma de Mi Ciudad y el don de consejo para guiarlos.

Jaculatorias

V: Mater Civitatis
R: Ora Pro Nobis

V:Regina Civitatis
R: Ora Pro Nobis

V: Angeles y Querubines dicen
R: Santo, Santo, Santo

V: Jesus, María y José
R: Mantened nuestra casa en pié

V: Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal
R: Ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

V: Te Adoramos Cristo y Te Bendecimos
R: Que por Tu Santa Cruz redimiste al mundo

Nueva decena de Jaculatorias

Padre Eterno, Te pedimos por Civitas, nuestro Director, sus intenciones y la Junta de Gobierno.

V: Jesus, María y José
R: Mantened nuestra casa en pié.

Gracias Padre,
Gracias Hijo,
Gracias Espíritu Santo,
Gracias Trinidad Santa, un solo Dios
Por habernos dado tanto​

Oración al Santo Rostro

Santo-Rostro

Señor Jesús,

Te damos gracias porque nos dejaste en la Sábana Santa,

Las señales de tu pasión y las huellas de tu santo rostro, como un signo más de tu presencia bienhechora entre nosotros;

Acompáñanos siempre con la luz de tu mirada protectora y enséñanos a escuchar tu voz divina,

Ayúdanos a descubrir la santa voluntad de nuestro padre celestial en todos los sucesos de nuestra vida,

Uniéndonos contigo pedimos al Padre que venga a reinar ya sobre nosotros, empezando en nuestros pobres corazones,

Por los infinitos méritos de tu pasión y muerte, pedimos al Padre nos conceda este favor.

Invocación al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo

Ven, Padre Creador, y haz un mundo nuevo para todos los hombres de la tierra empezando en nuestros pobres corazones.

Ven, Hijo Redentor, bagnanos con tu Sangre, libranos en tu nombre del poder de las tinieblas, de la astucia y maldad de Satanas.

Ven, Espiritu Divino, entra en nuestros corazones, llenanos de tu Amor, para que del Amor que Tu nos das te podamos dar amor.

Ven, Trinidad Santa, Un Solo Dios, a Reinar ya sobre la tierra para que lo hombres escuchando tu Divina Voz, alcancemos el fin feliz para el cual fuimos creados.

Voz Divina que estas en nuestros corazones y a cada instante nos llamas y nos hablas, ayudanos a quitar todos los obstaculos que nos impiden escuchar con nitidez Tu Voz.

Danos concentracion para poder oirte; memoria para recordar tus Instrucciones y obediencia para cumplir de inmediato la Santa Voluntad de Dios y permitirle asi que Reine El sobre la tierra.

Mater Civitatis/Ora pro novis

Jesus, Maria y Jose/ Mantened mi casa en pie.

Consagración a la Santísima Virgen María

Madre, nos consagramos a Ti con todas las fuerzas de nuestro corazón.

Te consagramos nuestra inteligencia para conocer a Dios y nuestra voluntad para amarlo.

Ponemos en Tus manos nuestro pasado para que lo limpies con la Sangre de Tu Hijo.

Ponemos en Tus manos nuestro presente para que lo protejas y sostengas.

Ponemos en Tus manos nuestro futuro para que lo orientes hacia Dios.

Especial protección te pedimos a la hora de nuestra muerte, para que nos lleves de la mano ante la presencia de Tu Hijo y así gozar de El eternamente en el Reino de los Cielos.

Oración para pedir la Gracia de Dios

Señor. No apartes de nuestros ojos la gracia con la que hallaste a María.

No apartes de nuestros oídos la gracia con la que Ella te escuchó.

No apartes de nuestros labios la gracia con la que Ella te respondió.

No apartes de nuestro corazón la gracia con la que Ella te amó.

Señor, dadnos la gracia,

Responde: Y hemos de obtener la salvación.

Bendición de los Alimentos

Bendice Señor a nosotros y a estos alimentos, que recibimos de tus manos generosas, Por Cristo nuestro Señor. Amén.

El Rey de la eterna gloria, nos haga participes de su mesa Celestial. Amén.

Mater Civitatis. / Ora pro novis.

Jesús, María y José. / Mantened nuestra casa en pie.

Oración para dar Gracias

Gracias te damos Dios Omnipotente, por todos tus beneficios, Tú que vives y reinas, por los siglos de lo siglos. Amén

Que el Señor nos de su paz y la vida eterna. Amén

Mater Civitatis. / Ora pro novis.

Jesús, María y José. / Mantened nuestra casa en pie.

Rosarios

Reza con gran devoción estas dos oraciones
para obtener grandes gracias

Date de alta en aquí para acceder directamente al boletín de Luces de la Madre de Dios

Conoce Terranova

Hemos unido esfuerzos con unos cuantos entregados y generosos miembros de Ciudad Oración, para poner a disposición de todos los asistentes a nuestros medios de formación cultural espacios dignos y agradables para nuestro encuentro personal con Dios.