TE INVITO A FUNDAR CIVITAS HOY

Carta de nuestro Director para ti hoy
(Aniversario # 21 de la fundación de Civitas Orationis.

Te invito a fundar #CivitasOrationis hoy. Primero te cuento una gran noticia: Hemos recibido tú y yo un llamado del Señor para enseñar a los hombres y mujeres de la tierra a Escuchar la Voz de Dios. Esa es la misión que Dios nos pone a ti y a mí. El Internet es el invento humano que comunica a los hombres entre sí.

#CivitasOrationis – #CiudadOración es el invento divino que comunica a los hombres con Dios para que puedan escuchar los mensajes celestiales. < El Cielo envía sus mensajes a la tierra y su Palabra corre veloz> – nos dice el Señor en el Salmo 147, 15, pero el Señor agrega: < Necesito corazones receptores que aprendan a Escuchar con nitidez la Voz de Dios>

Sabes ¿Para qué quiere Dios que los hombres le Escuchen? Para decirles que los ama, que nos envió a Su Hijo para que diera la Vida por ti y por mí y por todos los hombres de la tierra, y además Jesús se quedó al lado nuestro para darnos protección y ayuda, según lo prometió: < Yo estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo> Mateo 28, 19

#Civitas es una empresa de comunicaciones trasnacional, trascelestial que comunica a los hombres con los mensajes de su Padre Dios.

Cada hombre de la tierra nace con un receptor en su mente y corazón donde puede Escuchar la Voz de Dios. Nuestro papel no es diseñar el receptor sino simplemente ponerlo a funcionar en cada persona que Dios pone a nuestro lado.

No tenemos tú y yo que salir a buscar gente en la China ni al Japón. Basta que le hablemos de Dios a cada persona que pasa por nuestro lado, que Dios hace pasar por nuestro lado y ya Dios se encargará de sembrar su Ciudad en todos los rincones de la tierra.

La segunda buena noticia que te cuento es que no partimos hoy de cero, como partió el Señor de cero con León y con María hace cerca de 21 años, el 28 de Diciembre de 1997.

Ahora, para esta gran misión que Dios nos pone a ti y a mí, partimos de muchos medios materiales: El Señor pone a disposición nuestra una bella casa de convivencias, Terranova, y una agradable finca en el Centro del país, Brisas del Magdalena. Una bella casa de 4 pisos en Medellín y varios apartamentos dignos y elegantes. Una bella casa en Bogotá: Madrigal y varios apartamentos. Una bella casa en Armenia y un pequeño fermento muy valioso que hay allí.

Te cuento además que pone a nuestro disposición una buena camioneta, que aunque ahora está varada y el arreglo vale más de diez millones, una vez reparada y arreglada la podemos vender y de ahí poder sacar algún vehículo para podernos transportar.

Tenemos además un pequeño grupo que ya está muy animado con la idea de seguir a Dios, y con la oración mía y la tuya podemos animarlos a que se tomen en serio la misión de Escuchar la Voz de Dios y enseñar a otros a Escucharla, ir por gente, por almas de oración para Su #CiudadOración. No partimos ahora de cero gente como comenzaron León y María hace ya cerca de 21 años.

Partimos de un pequeño grupo de personas generosas que ayudan mensualmente a sostener los altos gastos de las labores apostólicas de #Civitas, aunque sus aportes no son suficientes para cubrir tan altos gastos, el Señor se ha encargado de mover corazones generosos que nos han ayudado a tapar tan altos huecos.

Partes tú también ahora de la ayuda mía, aunque para mí el tiempo de mi paso por la tierra va acabando, llevo ya corriendo mas de cincuenta años, pero aún tengo un tiempo valioso que quiero aprovechar para que tú cojas muy bien nuestra espiritualidad y nuestro estilo de vida para que lo sepas comunicar a otros.

Como en las pruebas de relevos cada uno corre veloz para pasar el palitroque a otros y así gane el equipo, a mí se me va acercando el tiempo de pasar el palitroque y ahora sigues tú.

No te preocupes. Por mis pecados merezco estar en lo más profundo del infierno; pero por la misericordia de Dios confío en que salvará mi alma, esto le pido al Señor con fuerzas cada día, y entonces cuando yo esté cerca de Dios tendrás la ayuda de Dios y también la ayuda mía, y así saldrás ganando.

No te olvides, has recibido una misión, ir por gente, y tu papel es cumplirla. No olvides cada día de cumplir con tu misión. El día que no has Escuchado la Voz de Dios y no has hablado de Dios a alguien, ese día has perdido el día, recuerda muy bien esto: se trata de hablar de Dios a alguien cada día.

Te preguntarás lo que yo también me pregunto: ¿por qué se ha hecho tan poco en 21 años? El Señor me ha respondido: < Cuando el cielo siembra hierba la hace brotar por montones para cubrir el campo y darle un poco de humedad; pero cuando el cielo siembra un árbol milenario se demora mucho más. Civitas es un árbol milenario que su crecimiento y su expansión es lenta pero segura: al paso de Dios.

León Martinez
Civitas Orationis
leojmart@gmail.com
www.ciudadoracion.com

Comparte con otros

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Print

Leave a Reply

Close Menu